LA AUGUSTA GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL ABRIENDO CAMINOS EN TODAS PARTES DEL MUNDO MANTENIENDO LAS PRAGMATICAS DE NUESTROS MAESTRES SERGE JUSTINIEN RAYNAUD DE LA FERRIERE Y JOSE MANUEL ESTRADA VASQUEZ. CON CENTROS MAGNETICOS EN VARIOS 
PAISES DEL MUNDO.

 LA UNIDAD HUMANA

(Ultima conferencia pública realizada en México D.F. en el Palacio de Las Bellas Artes el 15 de Julio de 1.982.)

La Gran fraternidad Universal, Institución Cultural Mundial, cuyo objetivo es la reeducación de los pueblos, no es una institución cualquiera; es la que esperaba el mundo para tomar el camino de reeducación y alcanzar alturas de verdadera espiritualidad. Nuestra Institución fue fundada por el Dr. Serge Raynaud de la Ferriere, eminente sabio Francés y ALTO INICIADO para nuestros tiempos. En estos momentos de tanta confusión mundial, se necesita una Línea a seguir, se necesita un camino, que aparezcan los MAESTROS que han de guiar a la humanidad hacia una meta verdaderamente espiritual.
Llamamos espiritual al conocimiento de las Leyes que rigen el Universo. Esa es la verdadera espiritualidad. ¿Por qué?, porque en realidad, si estudiamos científicamente la materia descubrimos que no puede existir materia sin espíritu; la materia y el espíritu son una sola cosa. Así como no puede existir el agua sin el oxígeno, así no puede existir la materia sin el espíritu.

Naturalmente, la humanidad se ha aproximado al espíritu desde ángulos muy especiales, que en realidad no dan un conocimiento verdadero de lo que es. Para conocer el espíritu, hay que saber todo lo que vemos y palpamos está compuesto de partículas. La ley del conjunto de conjuntos es la que hace que exista el universo infinito y que todo lo que vemos y palpamos pueda hacer acto de presencia ante nosotros. Esta ley del conjunto de conjuntos nos hace pensar que, en realidad, todo está hecho de partículas, unas más grandes que otras, de acuerdo a la manifestación que tiene que presentar dicha ley.

Es así como, por ejemplo, cuando estudiamos la materia, vemos que está hecha de átomos, y los átomos tienen que estar hecho de algo más, porque la nada no da nada; tiene que existir algo para que exista todo. Los átomos están hechos, como nos enseña la ciencia, de energía. Entonces, a través de la ley del conjunto de conjuntos, la energía está compuesta de partículas muy finas, muy abstractas. Partículas de energía se combinan para formar un electrón, un protón, etc. Estos se combinan para formar una molécula, y las moléculas, para formar células, y las células, para formar vísceras. Este papel que tengo en las manos está hecho de partículas de energía; entonces, estoy agarrando energía en forma de papel. Si la energía sigue obedeciendo a la ley del conjunto de conjunto, la energía tiene que estar hecha de partículas más sutiles, más finas, que combinadas, producen una partícula de energía. La energía está formada de partículas de mente. Bien dijo Hermes: "el universo es mental, todo es mente". Así, hoy la ciencia dice: "todo es energía", y tiene razón, como también tuvo razón Hermes al mencionar que todo es mente. Más allá encontramos un estudio profundo que nos enseña el Libro Sagrado: antes de existir el Universo, ya existía el Espíritu. Entonces, antes de existir la mente, ha existido el Espíritu. Partículas de Espíritu se han combinado para hacer una partícula de mente; las partículas de energía, y así sucesivamente. En todas partes está la mente Universal, en todas partes está el Espíritu Universal. Por esto, desde el ángulo religioso los hombres dicen: ¿en dónde está Dios?, en el cielo, e la tierra y en todo lugar". Tienen toda la razón.

Partículas divinas se combinan para formar una partícula de espíritu; por esto el texto sagrado no miente al afirmar que, al principio, antes de existir el Universo, no existía el espíritu y que en él estaba Dios. En todas partes donde hay materia, hay espíritu. Donde quiera que hay espíritu hay partículas divinas convertidas en espíritu, sin por ello dejar de ser partículas divinas, del mismo modo como la arena de la que puede estar hecha esta casa o este recinto, no deja de ser arena, pero se convierte en casa, a través de las leyes que rigen la materia. En la misma forma, la divinidad está en todas partes. Esta es una gran verdad, pero verdad que los hombres no se ocupan de observar, ni de estudiar por estar ocupados en otros asuntos. Por ello han aparecido los Ashrams que son lugares donde se aparta el estudiante para entrar en contacto con la madre naturaleza y empezar a identificarse con la Divinidad. Por ello existen las Escuelas de Iniciación que estuvieron cerradas miles de años, y que hoy se reabren, porque la humanidad ya ha trillado Sendero, ha pasado pruebas creadas por su ignorancia; la humanidad empieza a tener experiencia y con ello puede pisar una Escuela de Iniciación en donde aprenderán las leyes que rigen el Universo.

El hombre empieza a ver hacia el cielo, y no se deleita solamente con ver estrellas sino que penetra en ese vacío lleno del universo. El hombre se ha dejado llevar por el instinto, medio por el cual la madre naturaleza maneja al animal, haciéndole llevar a cabo las cosas como debe hacerlas de acuerdo a su especie. La madre naturaleza, pues, maneja al hombre a través del instinto, pero el instinto tiene detrás de él la profunda sabiduría que la Divinidad presenta en todas partes.

La Gran Fraternidad Universal hace un llamado a todos aquellos que deseen saber quiénes son, de dónde vienen y a dónde van. El Dr. de la Ferriere dijo una gran verdad: "he venido a ver quiénes son los que están preparados para recibir el mensaje; el mensaje se da, y aquellos que están preparados, se levantarán de entre los muertos". Como dice el pasaje "...y para aquellos tiempos se levantarán de entre los muertos". Los hombres ya empiezan a levantarse de entre los muertos; por eso hemos venido a ver si, tocando a la puerta, despiertan; a ver quién es el que despierta y quién es el que se queda dormido. El mundo será salvado por culpa de los pocos, no por culpa de los muchos; es así como estos pocos tienen un poder especial para que el mundo se encarrile hacia su verdadera Liberación. Nuestra Institución, Gran Fraternidad Universal, ha aparecido, pues, en los momentos en que la humanidad necesita una mano amiga que le ayude a salir del atolladero en donde se ha metido. El mundo está lleno de guerras por donde quiera; el hombre no piensa sino en pelear; sin embargo, el mundo no quiere guerras, pero lo impulsan a pelear; es el momento actual de la evolución del planeta, que tiene que pasar esa prueba dura a través de su evolución ante el Cosmos.

La humanidad no es ni más ni menos que células del cerebro planetario. La humanidad es el cerebro del planeta; así, el planeta piensa por su cerebro, como nosotros pensamos por el nuestro. Nosotros vivimos en el cerebro; gozamos y sufrimos en el cerebro. Así, el planeta, a través de su cerebro, es que vibra, vive, va alcanzando alturas Iniciáticas. Por eso la Iniciación del hombre está íntimamente ligada con la Iniciación del planeta.

La Tierra ha llegado al Sattya-Yuga en esta cuarta encarnación para alcanzar los comienzos de una verdadera Luz, de una verdadera evolución. La tierra se mueve hacia un fin muy hermoso, pero tiene que pasar ciertas pruebas. Tanto el individuo como las masas, tanto el individuo como los mundos, están actualmente entrando en esa etapa de evolución. Nuestra Institución, pues, ha venido para traer una Luz a las mentes, para que el hombre se detenga a pensar qué es lo que tiene delante.

Dice el texto sagrado: "primero veréis mis reflejos, después me veréis cara a cara". Pero, ¿qué sabe el hombre de esto? Como un grupo muy exiguo de humanos, toda la humanidad lee aquello, y lo ve como gallina que admira sus alas. No se da cuenta de lo que lee. Todos somos reflejos, todas las cosas que vemos son reflejos. Cuando el hombre, después de pasar las pruebas que tiene que atravesar, se detiene a pensar, es entonces cuando dice: "y esto que estoy tocando, ¿cuándo apareció?, ¿por qué apareció?, ¿por qué he aparecido yo?, ¿qué pitos toco aquí?, ¿por qué existen las cosas?

Cuando el hombre llega a ese momento de su vida, es entonces cuando se identifica con su Creador, y es entonces cuando se llega la verdadera sabiduría: "....primero veréis mis reflejos, después me veréis cara a cara.." es entonces cuando no le falta nada al sujeto, todo lo tiene porque lo ha dejado todo. Estos pensamientos son los que enaltecen al hombre pero la mayoría de los hombre los desechan por creerlos pueriles. Nuestra Institución viene como una tabla salvadora para sacar a los hombres de ese estado en que se encuentran, desde el más alto, pobre; desde el más bajo; desde el más rico, hasta el más pobre; desde el más inteligente, hasta el más torpe.

Recuerdo que la Biblia dice: "y para aquellos tiempos - refiriéndose a éstos tiempos - será como en los tiempos de Noé...." y muchos piensan: ¿es que vendrá un diluvio como vino en esa época? No viene el diluvio; ya estamos en el diluvio. Será para todos aquellos que quieran entrar en ella para salvarse del diluvio. Esa Arca ya existe, y puedo decir con toda autoridad que todo aquel hogar que tenga sus hijos dentro de la Gran Fraternidad Universal puede decir con autoridad y con satisfacción: nuestros hijos no caen en la droga, nuestros hijos no caen en el alcoholismo, nuestros hijos no caen en ese tipo de limitación que ha cerrado el cerebro de los hombres; nuestros hijos se están dando cuenta de quiénes son, de dónde vienen y para dónde van; están salvados de este diluvio. Nuestra Institución, pues, se ha enfrentado a un problema mundial: el problema de la ignorancia humana dentro del campo de la alimentación. ¿Por qué razón el mundo no ha podido encontrar la paz? Si se han creado Universidades, si se han creado líneas de estudio, si el hombre se ha detenido a conocerse a sí mismo, ¿por qué razón no ha podido el hombre culto, que está a la cabeza del mundo, encontrar la paz?, ¿qué pasa?, ¿en dónde está la sabiduría?, ¿para qué sirve el conocimiento? Los hombres se matan en los campos de batalla; se manda a la juventud a que se mate. ¿Qué pasa con los hombres? Lo que pasa es que: "dime lo que comes y te diré quién eres, dime lo que comes y te diré como piensas..." Es así como el hombre, en todas partes, con raras excepciones en el planeta, se ha alimentado con base en carnes, y esas carnes han transmitido al hombre el instinto del animal que posee, y el hombre actúa en consecuencia.

Es así, mis queridos amigos y hermanos, que la Gran Fraternidad Universal, consciente de esto y de su misión, ha venido tratando de orientar a los pueblos para que empiecen a darse cuenta de que lo primero que tenemos que hacer es aprender a comer, no a deleitarnos con cualquier cosa que comamos, sino aprender a comer para aprender a pensar y entonces poder actuar con sabiduría. Esa es la Línea de la Gran Fraternidad Universal. Hoy me siento feliz al estar entre ustedes porque tienen la dignidad, o mejor dicho, la gentileza de oír estas palabras, que pueda que les sirvan de algo.

La evolución del hombre se va conociendo por sus actos. Dice el texto sagrado: "....Dios hizo al hombre a Su imagen y semejanza..." si me hizo a Su imagen y semejanza, entonces Dios tiene que tener un cuerpo como el mío, porque si no, yo no soy hecho a su imagen y semejanza; Dios tiene que pensar como pienso yo, ya que yo pienso como piensa El. Los científicos actuales, los hombres de cultura actual, dicen que el macro y el micro son iguales, entonces entre Dios y el hombre no hay diferencia, como lo dijo Jesús el Cristo: "...entre el Padre y Yo no hay diferencia, sean uno conmigo como Yo lo soy con el Padre...", y eso es una gran verdad. Cuando el hombre se detiene a pensar en sí mismo descubre su identidad con Dios. Dios está en todas partes, y el hombre tiene que aprender a verlo con esa vida universal; es entonces cuando el hombre aprende aquellas palabras de Jesús cuando Pedro le preguntó: "Maestro, y ya que lo hemos dejado todo por seguirte, ¿qué nos das, Maestro?..." contesto Jesús: "...ciento por ciento lo que habéis dejado, se sentarán en el Trono del Hijo del Hombre, juzgarán las doce tribus de Israel; mas recibirán la Vida eterna..." Sí, cuando el hombre toma este camino se da cuenta perfecta de que nunca ha tenido principio ni tendrá fin, porque ha llegado el momento del análisis, no de la creencia en lo que alguien me dice, no, sino en la sapiencia que debo adquirir al analizar las enseñanzas que me hacen dar, o que he de recibir a través de todas las cosas, porque cuando el discípulo está preparado, aparece el Maestro. Antes no aparece. Puede tener Maestros delante, pero si no está preparado, no aprende nada, pero cuando el discípulo está preparado, este vaso es un Maestro, este lápiz es un Maestro; pero tiene que estar preparado.

Así, mis querido hermanos, cuando dice el texto: "Dios hizo al hombre a Su imagen y semejanza...", tiene toda la razón. "..Conócete a ti mismo, - dice el hombre y conocerás a Dios..." "...conócete a ti mismo y conocerás a los dioses," decían los griegos; al estudiarse a sí mismo, el hombre se da cuenta de que es un microcosmos, de que lo mismo que le ocurre a él, le ocurre al macrocosmos. Se da cuenta de que, por ejemplo, la Tierra, junto con el Sol y demás planetas se asemejan a un átomo del cuerpo físico del hombre; entonces, el macro es igual al micro, y no puede ser de otra manera. El hombre pertenece a un átomo del Universo y ese átomo del Universo hace que millones de átomos formen un cuerpo con la forma de un hombre. "Dios hizo al hombre a Su imagen y semejanza", es así como surge ese hombre que existe física y espiritualmente, en él vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser; pero ese hombre no está solo en el Universo; ese hombre inconmensurablemente grande en el cual vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser, vive con su esposa y con sus hijos, en toda una sociedad de millones de seres igual a él.

Ese hombre inconmensurablemente grande piensa como nosotros, se arrodilla en un altar para pedirle a Dios, ¿qué tamaño tendrá su Dios? Así como el Dios de nosotros, que es tan grande que no podemos medirlo. Si estudiamos un poco, si nos encontramos en la idea, descubrimos que es perfecto ese eslabón entre el hombre y Dios. Que si el hombre es igual al micro, el micro es igual al macro, el macro es igual al...!doble macro!, no le podríamos decir de otra manera. Con la ley del conjunto de conjuntos, que al principio hemos mencionado, se da una cadena interminable. Tal es la estructura divina, igual a nosotros, y no puede ser de otra manera. Es lo más ajustado a la ley el hecho de que Dios se vea en sí mismo al ver al hombre. La Gran Fraternidad Universal, pues, viene sacudiendo a las mentes para que se despierten de ese sueño milenario, que empiecen a darse cuenta quiénes son, de donde vienen, y para dónde van. ¿Hacia dónde se mueve el hombre?, hacia descubrir que él y Dios son una sola cosa, que Dios, a través de la forma humana, comienza a conocerse a sí mismo. Ni el mismo se conoce, porque si se conociese, sería infinito y Dios es infinito en todo: en la sabiduría, en la ignorancia, en todo es infinito, porque es integral.

Esta noche hemos tocado puntos que, en realidad, ni los sacerdotes tocan, pero los hemos tocado desde un ángulo, por ejemplo, no se satisface con que uno le diga que crea en esto, no, quiere una explicación, si no, no cree. El tiempo del creer pasó, con él pasó el punto vernal por la constelación de los peces, cuya palabra clave universal es creer.

Ahora entramos a la constelación del Aguador y la palabra clave es Saber. Ahora venimos a saber, necesitamos saber. Yo oigo a la gente que dice: ando buscando la verdad; yo les digo: acuéstate porque no te vas a cansar; todavía no la puedes ver; mientras la andes buscando no la vas a encontrar; ella te llega sin tu darte cuenta. Al ver este lápiz encuentras la verdad ahí; al ver ese artefacto, al ver la luz que emana de los bombillos, ves la verdad, ¿por qué? Porque te basta una sola cosa: estudiar por qué el bombillo lanza luz, ¿qué es la luz?

Cuando llegas a descubrir los profundos conocimientos de la luz descubres que eso es la verdad, que eso no es mentira; ahí esta la verdad. Así, cuando descubres de qué está hecho esto, ya sabes de qué esta hecho, y ahí está la verdad, por eso la verdad está en todas partes esperando que la busquemos, pero no la queremos buscar. Hablamos tonterías como el perico, que te llena de teoría; hay que sacar algo de adentro. Cuando yo hablo con un discípulo, no le digo: como dice fulano....como dice perengano..., sino que le pregunto: ¿cómo dice usted? , a mí me interesa usted, no lo que dice el libro que usted leyó, ¡no!, a mí me interesa usted; qué ha visto usted ahí porque para eso venimos a este mundo, a investigar, a identificarnos con la Sabiduría que tenemos delante. Es entonces como se aleja el espíritu de la guerra, cuando el hombre empieza a estudiar la causa de todas las cosas. Para eso viene la Gran Fraternidad Universal, para acabar el espíritu de la guerra. Los hombre están pegados a la parte material de las cosas, a la expresión material de las cosas, por eso están pegados a lo redondo de una moneda. Están pegados a la forma de ese aparato, a la forma de esto, pero ninguno se detiene a ver por qué esto existe, no. ¡Ah!, pero de esto no se ocupan, y por eso nacen, crecen, se multiplican y se mueren; porque les falta la luz en el entendimiento. Les falta lo que decían los antiguos: la iluminación.
"..Sólo verá a mi Padre el que naciera de nuevo", dijo Jesús, y tenía toda la razón. Hay que nacer de nuevo. Hay que identificarse con las cosas y ese identificar es el nacer de nuevo. Para esto viene este gran movimiento denominado Gran Fraternidad Universal, cosas que no nos enseñan las Iglesias. Aprendemos que debemos ser naturales, sencillos, porque es lo más natural vivir en este mundo. Aprendemos el por qué, ante Dios, no debemos de estar, ni peleando, ni tristes, ¡no!, porque debemos sentirnos satisfechos de existir, y ese existir se debe al conjunto de leyes por las cuales existe todo lo que vemos y palpamos. Fíjense en este punto tan importante: este papel que tengo en las manos y que lo estoy tocando, su materia prima es lo más abstracto que puede haber. Acabamos de hablar bastante claro de que la materia prima de esto es espíritu y el espíritu se nos sale de las manos. Que interesante que las cosas más abstractas producen a la cosa más concreta. ¿Por qué? Porque no hay cosa más abstracta que una ley. La ley es expresión de Sabiduría. Sin embargo, sin las leyes de la naturaleza un vaso, por ejemplo no existiera. Si nosotros quitamos a este vaso la ley de cohesión, ¿qué pasa?, desaparece el vaso. Si le quitamos la ley de cohesión a las cosas, desaparecen las cosas. Desaparecen porque es pura expresión de Sabiduría lo que hace que esto y que estemos nosotros aquí. Por eso somos expresión de Dios. Si Dios no existe, nosotros no existimos, eso que ni qué.

Con estos conocimientos pasamos a considerar al cuerpo físico de Dios y descubrimos lo que antes he mencionado, que es un hombre inconmensurablemente grande, que vive con su familia en un planeta en órbita. Esto parece algo de ciencia ficción, ¿verdad?, porque cuando nos elevamos hacia el conocimiento profundo de la Divinidad, los hombres no lo entienden; ellos de eso no saben nada. Es lo mismo que decirle a un perro: mira este libro de matemáticas. Es duro decirlo, pero es una gran verdad. Existe una dualidad divina, Dios es dual. El hombre debe empezar por estudiar aquello que estudia ya cuando se está muriendo, que es Dios. Hay dos tipos de ciencia, la ciencia exotérica y la ciencia esotérica, y las dos deben darse la mano para poder llegar al conocimiento profundo de la verdad. Pero unos están pegados a la ciencia exotérica y niegan la esotérica, y otros están pegados a la esotérica y trata de negar la exotérica. Yo les digo: estudien las dos, júntelas.

Decía el Dr. de la Ferriere, mi MUY SUBLIME MAESTRE: "hay que poner un poco de ciencia en la religión, y un poco de religión en la ciencia." Esto es perfecto: poniendo un poco de religión en la ciencia, los científicos descubren a Dios, si ponemos un poco de ciencia en la religión, los religiosos conocen la manifestación física de Dios y no caen en la idea de que lo que no es espíritu, es materia, y eso es desechable, ¡no! Una moneda puede ser desechable porque con eso se puede hacer barbaridad y media, pero con esa moneda puedes hacer cosas muy grandes. Por eso hay que conocer la parte oculta de la moneda; hay que descubrir el valor esotérico del dinero para que el hombre pueda, teniendo dinero, hacer feliz a los demás y ni por tener dinero, hacerlos infelices. No. Esa no es la finalidad de la existencia del dinero en el mundo. Necesita aprender a manejar el dinero. Hasta eso hay que enseñarle a la humanidad, a manejar el dinero. Viene para el mundo una etapa gloriosa, una etapa de oro, podríamos decir, pero tienen que pasar todo lo que está pasando para lavarse los pies en sangre del corazón.
Dicen lo hindúes que tiene que pasar la humanidad por estas cosas para poder alcanzar la luz. Tiene el hombre que saberse manejar a sí mismo, tiene el hombre que saber manejar a los demás; tiene el hombre que saber comer; tiene el hombre que saber vivir para que llegue la etapa del planeta en donde, como dice Isaías:.."entonces viene el Quinto Reino Universal, el Reino de Cristo, y el hombre no pagará para vivir sobre la Tierra, y el niño jugará con el león..." eso ha de llegar cuando el hombre haya descubierto que, si sube a presidente de la República o de Rey, como le quieran llamar, a manejar su pueblo, es para solucionar los problemas de su pueblo, no para pensar en intereses creados, sino para manejar los intereses de su pueblo, y entonces, coger un lápiz y decir: Por favor, dígame, ¿cuántos no tienen casa? - Tantos millones señor. - ¡A fabricar esas casas!

Todos lo seres humanos tienen derecho a casa, porque la tierra se la cogió el hombre; nadie se la ha entregado y después de que se la agarró, entonces empezó: yo te la vendo por tanto, es mía ¡mentiras! Yo creo que tiene el hombre que aprender a vivir, aprender a pensar para que haciendo feliz a los demás, sea él feliz profundamente. En esta forma la Gran Fraternidad Universal viene abriendo un huequito para que los seres humanos empiecen a ver por ahí el mundo divino. La Gran Fraternidad Universal, a través de la Suprema Orden del Aquarius, y por mi conducto, les trae un abrazo fraternal y el agradecimiento por haberme oído...

Muchas gracias.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

p. Usted decía que nosotros, si nos asemejábamos a Dios, éramos parte de otro Dios, que vivía en otro mundo, etc., o sea, que se hacía una cadena infinita. Al realizar esto, decía que nos vamos a conocer nosotros dentro de la Fraternidad Universal. Usted nos invitó a que nos conociésemos. Quiero pensar que al ingresar a la Fraternidad Universal, nosotros vamos a empezar a conocer algo que nunca llegaremos a conocer por ser infinito, puesto que nosotros somos finitos

R. Así es, tiene usted toda la razón, pero al saber que es infinita esa Sabiduría, ya empezamos a saber.

P. El Dr. Serge Raynaud de la Ferriere proclama la unión de todos los hombres, sin importar color, credo, religión, raza y nada por el estilo, ¿por qué razón existen tres líneas?

R. Existen porque existe la humanidad y no podemos salir de eso. Aunque uno quiera, la unidad no puede hacerlo, por eso trabajamos para que los hombres empiecen a aprender que debemos estar unidos y no separados, porque en la unión está la fuerza, dice el dicho antiquísimo; pero cuando entramos a la Gran Fraternidad Universal, entra cada uno con sus defectos y virtudes. Los individuos no viene por sabios, vienen porque quieren cambiar y al entrar entre nosotros, ellos dan lo que pueden dar: sus conceptos, sus errores, y es entonces cuando surge eso de que: ¡yo me separo! Al entrar entre nosotros, se les dice que hay que manejarse dentro de la humanidad. Entonces llega alguien y dice: Bueno, yo quiero ser el Hermano Mayor. EL HERMANO MAYOR.....es este servidor dentro de nuestra institución. Pero esas personas no han pasado por donde pasó el HERMANO MAYOR; no quieren pensar como piensa el Hermano Mayor, sino lo que quieren es ser Hermano Mayor. Es ahí donde está el error, y ¿qué es lo que tiene que hacer para sentirse el Hermano Mayor?, abrirse un grupito y decirle a los demás: -yo soy el Hermano Mayor. Los demás se le acercan y lo sienten como hermano mayor, y él se encuentra satisfecho. Hasta ahí llegó al entrar a la Gran Fraternidad Universal, pero no pasa el grado que alcanzó. Más allá no puede adquirirlo porque en ninguna parte le van a dar el grado que le da la Gran Fraternidad Universal. ¿Qué va a saber de eso? ¿Qué puede enseñar a su grupo, aquel "hermano mayor", ¿qué puede enseñar?, ¿va a enseñar lo que puede enseñar el HERMANO MAYOR de la Gran Fraternidad Universal? No puede, porque no tiene el estado de conciencia que debe tenerse para transmitir una enseñanza. No es asunto de aprender en un libro; eso lo hace cualquiera; el mundo está lleno, ¿lleno de qué? De eruditos. Pero un erudito no es un Iniciado, es un hombre que se ha llenado de teoría, y hay que rendirle pleitesía, y reconocer el valor que tiene, pero nunca es un Iniciado, porque el Iniciado tiene un estado de conciencia y con ese estado de conciencia él ve lo que otros nos pueden ver.

P. Durante los dos mil años que tiene la Era del Aguador, ¿en alguna ocasión las tres líneas van a unirse o van a seguir esa desbandada que está comenzando a florecer?

R. Esto que está ocurriendo es normal en todo movimiento. Surge un movimiento y empiezan los que no están de acuerdo con aquello, porque no están preparados para entender el movimiento y forman sus grupitos aparte y se funden, pero a la larga va estableciéndose lo que se busca establecer.
El mundo va a llegar a esto; metan cabeza: como hay arquitectos hoy con gran altura, va a llegar al mundo al momento en que todas las casas y edificios van a estar hechos por grandes arquitectos, en esta línea va a estar el mundo orgulloso de su Creador. Por donde quiera va a haber jardines bien organizados, porque el hombre ya ha aprendido a hacer jardines y va a vivir entre jardines; el hombre va a vivir en paz, porque ha aprendido a vivir en paz; el hombre ha acabado con su egoísmo. Ha vencido su egoísmo, y por eso la Divinidad va a ser acto de presencia a través de los hombres. El pasaje dice muy claro: "....y entonces será el Reino de Cristo, y el hombre no pagará para vivir sobre la tierra, y el niño jugará con el león...? Así el mundo va a ser un ¡Señor Planeta!, en donde todos los hombres van a vivir en Cristo; van a vivir en paz; nadie va a pensar en hacerle mal a nadie. Las guerras serán como horror del pasado. Ya está con nosotros Cristo - van a decir. Y dice Cristo muy claro, pero los hombres no lo entienden: "...y estaré entre vosotros y no me conoceréis, porque seré un hombre entre los hombres..." Entiéndanlo: un hombre entre los hombres, ¿por qué? Porque Cristo es un estado de conciencia, y cuando se adquiere ese estado de conciencia, está Cristo entre nosotros y no nos damos cuenta. Esto ha de llegar, porque para eso ha sido creado el planeta, para que alcance esa evolución. A eso se le llama Iniciación Planetaria.

Ahora tenemos, por ejemplo, el caso de la Gran Fraternidad Universal. Aquí tengo una hermana y otra hermana, que es mi esposa. Visten con una capa, de blanco, con unos aretes muy especiales. ¿Por qué vestirán así? Yo preguntaría a los policías, ¿por qué se pone usted ese traje? ¿Qué me va a contestar el policía?, porque es mi uniforme, para que sepan que soy policía, porque si me presento de cualquier manera, me falta el respeto cualquiera. ¡Ah, perdóneme, yo creía que usted no era policía, como lo veo que anda usted con la pata en el suelo (como dicen en Venezuela). No. Tiene que vestirse como debe vestirse, para que se le respete; así, existe en todo movimiento una distinción: la Gran Fraternidad Universal para las mujeres tiene una capa; no del tamaño de la mía, ¡no!, porque las tumba, eso esta probado: si mi mujer se pone esta capa, ¡óigame! ¡a los quince días quiere saber más que yo!, me empieza a regañar....momento...momento, "...no tan calvo que se vea la masa encefálica..." entonces tienen que usar media capa. Usan aretes de lunas, porque la mujer representa la Luna y el hombre representa el Sol. Entonces es la madona de las siete Lunas. Cuando aparece la Iniciación en el Planeta, los Iniciados son un grupito muy pequeño y por eso dice el pasaje:..."cuando aparecen las Escuelas de Iniciación, lo que ocurre internamente en las Escuelas de Iniciación se refleja en el mundo profano, pero son distorsión". A la mujer se le dice el Reverendo Gag-Pa; es masculino. Y en el mundo profano la mujer dice: yo soy igual al hombre, yo hago lo que me da la gana como lo hace el hombre, y hacen lo que les da su real gana afuera, y esto es lo que ha traído tanto enredo de que quieren hacer lo que les da la gana, y la mujer no puede ser igual al hombre, por eso es que hay distinción en la Línea Iniciática entre la mujer y el hombre, porque, si se les dice: Reverendo Gag-Pa, magnífico, pero no te puedes salir de la Línea. Tienes que respetar al Iniciado, ¿por qué? Porque no eres igual al hombre. La mujer no puede alcanzar el séptimo grado, no puede alcanzar el sexto grado, no puede alcanzar el quinto grado, no puede alcanzar el cuarto grado, no puede alcanzar el tercer grado; entonces ¿qué va a alcanzar? El segundo grado, porque no es igual al hombre, ya la Iniciación está íntimamente ligada con la ley del sexo. El sexo femenino, con toda su intuición, es para la Iniciación menor; por eso lo vemos en la mesa de Cristo; en la Santa Cena no vemos una mujer ahí, puros hombres hay ahí. No hay mujeres. Ahora, al entrar el punto en la constelación del Aguador y la venida del Cristo a la Tierra, la mujer ocupa puestos en la Mesa de la Sabiduría, pero sin dejar de ser mujer. Por su categoría de mujer no puede ser hombre, por eso es el Reverendo Gag-Pa, pero no puede alcanzar sino el segundo grado de Iniciación. Esto indica que cuando alcanza el segundo grado, se prepara para que su próxima encarnación venga como hombre, y entonces dice: -ahora sí puedo, porque no me puedes venir con tonterías, porque yo también soy hombre, y dice la Biblia al respecto: "...Porque los hombres ven y no saben lo que ven...., gracias te doy mi Dios, ¿por qué no me hiciste mujer, por qué? La Biblia es para el Iniciado, no es para el vulgo. El vulgo la agarra y hace lo que le dice mi MUY SUBLIME MAESTRE: la Biblia es un violín, en donde todos tocan su piececita, pero la Biblia es para los Maestros. Para los Maestros es que es la Biblia, no es para cualquiera. Dice la Biblia, por ejemplo en Juan, capítulo 1, versículo I: "y en el principio ya era el Verbo, y el Verbo era con Dios y Dios era el Verbo, y nada fue hecho sin él..." ¿Qué quiere decir eso? Cuando pregunto, un religioso me dice: "Por que en el principio ya era el Verbo, porque el Verbo es Cristo", ¡está más enredado que un kilo de estopa! En el principio ya era el Verbo. Fíjense que interesante es esto: ya era la vibración, y todo fue hecho por él, por el Verbo, por la vibración. Todo lo que vemos y palpamos es pura vibración. Pero fíjense que dice: "y en el principio ya era el Verbo..." significa que después del Verbo fue que vino el principio; tiene que haber el Verbo para que aparezca esto; tiene que haber la vibración para que aparezcan todas las cosas. Esto nos enseña la Biblia, pero si no abrimos los ojos para entender, bueno, pasa la Biblia y la vemos como gallina que mira hacia arriba. Ahí está toda la Sabiduría, en los Salmos, en todo está la Sabiduría, pero necesitamos descubrirla. Por eso dice mi MUY SUBLIME MAESTRE en algunos casos: "....esto sólo lo entienden los Iniciados". Y ¿por qué los Iniciados lo entienden y no lo puede entender cualquier hombre que lea hasta cansarse? Porque el Iniciado es un estado de conciencia. Es el que capta las cosas. El que dice: ¡aquí está! Es lo que se llama leer entre líneas, entender lo que otros no pueden entender. Por eso muchas de las cosas de Iniciación grandes intelectuales se burlan de ellas, porque no lo entienden. No es asunto de razonar, ¡no! Es asunto de intuir. El intelecto está por sobre el instinto del animal. El animal hace las cosas perfectamente bien de acuerdo a las leyes naturales. Pero él no sabe que las hace buenas. Sólo el hombre es el animal que piensa, el animal evolucionado. Aparece el intelecto razonado entre lo bueno y lo malo, entre lo feo y lo bello, etc. De ahí el hombre tiene una gran altura, pero no tiene la intuición desarrollada. No puede ser un INICIADO, si no tiene la intuición desarrollada. Al tenerla desarrollada, entonces alcanza la octava superior del instinto, y es entonces cuando el hombre sabe las cosas y no sabe por qué las sabe. Dice ¡esto es así! Es la intuición. Esa es la INICIACIÓN. Por eso decía el MUY SUBLIME MAESTRE: "tiene bastante INICIACIÓN", o sea, tiene bastante intuición. Y él decía: "un ALTO INICIADO, ¿qué es? Un estado de conciencia.

P. Maestro: quisiera preguntar qué diferencia existe entre el movimiento de la Gran Fraternidad Universal y el movimiento Gnóstico. ¿Es lo mismo, pero con diferentes nombres?

R. No, señor, son muy parecidos, pero su finalidad es diferente. Yo no conozco, no puedo hablar de gnóstico y uno no debe hablar de lo que no sabe, de lo que no conoce a fondo. Yo conozco la Gran Fraternidad Universal. Los gnósticos, me parece, estudian y van buscando un conocimiento tal vez como nosotros también lo vamos buscando. Ellos tienen un camino y nosotros tenemos otro y todos lo caminos conducen a Dios.

P. ¿Es lo que los difiere del mismo camino?

R. Matrimonio Perfecto. ¿Cómo es que lo dicen? Porque dicen que yo soy un mago negro, pero creo que los magos negros son aquellos que trabajan con trapos negros. Yo siempre trabajo con trapos blancos, yo me visto de blanco. Los míos se visten de blanco y trabajamos a la luz pública, no escondidos en un cuarto pintado de negro ¡no! Dos aspectos tiene la Divinidad, la luz y la oscuridad. Para que pueda existir la luz, tiene que existir oscuridad y todo aquel que sea negro representa la oscuridad y por eso está peleando con la luz. Yo creo que más claro, ¡agua!

P. Maestro, ¿Por qué el SUBLIME HERMANO MAYOR es el SUBLIME MAESTRE y es el GRAN GURU?

R. Bueno, mi hijo, qué cosa tan sencilla. Es el HERMANO MAYOR, porque entre los que forman el movimiento de la Gran Fraternidad Universal, es el más viejo. También porque ellos siempre le preguntan al HERMANO MAYOR y porque el HERMANO MAYOR tiene una cosa que dijo el Dr. de la Ferriere: "Seguir a Estrada no es seguir a un hombre, es seguir la Línea, la Línea de los Cristos, de los Budas, de los Quetzalcóatl. Sigan a Estrada como a mí mismo" entonces, entre el SUBLIME MAESTRE y el HERMANO MAYOR hay una Unión. Además, dijo: "El único que trae la enseñanza no deformada del Aquarius es Estrada" porque Estrada, por su ascendente en Libra, trae el equilibrio, ni muy muy, ni tan tan. Por esto no quiere que sus discípulos sean místicos - religiosos, no. Porque me dijo el SUBLIME MAESTRE: "no permita que esto se convierta en una secta religiosa, porque nos hundimos y se pierde el mensaje, porque el mensaje no es religioso, es científico - filosófico". Ese es el mensaje y si nos metemos a lo religioso solamente vamos a echar a perder las cosas, y si nos metemos solamente a lo científico estamos mal, porque dos enemigos tiene la verdad: de un lado demasiada credibilidad que es el fanatismo, y el otro, el escepticismo de la ciencia. Son dos enemigos que tienen la verdad, por eso CRISTO, que representa el Sendero, ya que la palabra Jhesu con H significa Sendero, está crucificado entre dos ladrones: el ladrón de la derecha y el ladrón de la izquierda. Ese es CRISTO, Jesucristo, Sendero Crístico, Sendero de Luz. Bueno, ¿qué significa Gran Gurú? Fíjense en este punto. Me decían Gurú porque es el nombre del cuarto grado Iniciatico. El maestre me dijo: "Mire, Estrada, tiene que hacer sentir al Gurú, porque en occidente no se le ha dado el valor que tiene el Gurú, así es que usted tiene que pensar en eso". Y yo, pues, donde quiera decía: Gurú Estrada, Gurú Estrada, para darle fuerza al Gurú, pero la primera vez que pasé por Panamá, "La Estrella de Panamá", un periódico de ahí, me puso Gran Gurú. Yo le escribí a mi Muy Sublime Maestre, diciéndole: "mire Maestre, ahí mando recortes de la prensa que han hablado muy bien de mí, pero lo que sí no me gusta es que me han puesto GRAN GURU, y yo no soy GRAN GURU. Usted me dijo que hablara de Gurú, pero usted sabe cómo son los periodistas, que ellos no rectifican nada, no, y lo pusieron, lo pusieron y, punto, ya está. Uno tiene que aguantarse". Entonces me dijo: "No se preocupe, Estrada, por lo que le diga la prensa de Panamá. Acuérdese que le dije: los pueblos le darán sus títulos. Usted viene para el mundo, el mundo lo espera" ¡Ah!, bueno, me dieron el título de GRAN GURU. Y después, años después, el Maestre me dijo: "Yo le ratifico ese título, Estrada, usted es un GRAN GURU, Gran Instructor". Su primer libro se llama La próxima aparición del Gran Instructor del Mundo en América, y él me dice ahí: "vaya por el mundo, que nada le pasará, el mundo lo espera", y en realidad, aquí estoy y me están esperando en Europa. Acabo de pasar por Europa y quieren que vuelva a Europa, pero, ¿qué les pasa? ¿Qué les he dicho yo de nuevo a ustedes? ¡Nada!, no he hecho sino tocarles ciertas fibras para que empiecen a estudiar. Eso es todo, pero eso es lo que ustedes necesitan: que yo los sacuda y para eso vengo al mundo. Por eso tengo marcas en mi cuerpo. Para los ALTOS INICIADOS no necesito hablar cuando me dicen: "yo soy un Alto Iniciado". Les faltan algunos conocimientos, porque cuando se les presenta un MAESTRO no lo saben reconocer por las marcas. Cuando vino el Dr. de la Ferriere a Venezuela, nos identificamos por marcas que tenemos. Yo lo esperé diez años antes, ¿por qué lo esperé diez años antes?, ¿por qué los que leen la Biblia no lo esperaron?, ¿por qué? ¿qué hacen con ese libro, entonces, manoseándolo? En cambio, yo encontré: "al cabo de tiempo, tiempos y mitad de un tiempo", y dije: "pero qué perfecto". Dije "mil y más" y no "dos mil y más". Estamos en mil novecientos, ya viene el dos mil. ¿Qué hacemos? Estamos ya para caer en el dos mil; la Biblia no está escrita para mentir, sino para decir verdades. Dije: bueno, "al cabo de tiempo, tiempos y mitad de un tiempo" Tiempo, mil; tiempos, nueve tiempos de cien, y mitad de un tiempo, cincuenta: mil novecientos cincuenta. Yo dije: del 45 en adelante no hay hora para aparecer. Apareció en el 48, tres años después. Yo lo esperaba sin saber de dónde vendría, ni cómo se llamaría, y él me venía buscando sin saber cómo me llamaba y nos encontramos y por marcas nos descubrimos de entre el grupo de hombres que estaban ahí. Dijo, "Con usted es que me interesa hablar en Venezuela; los demás no me interesan", porque sabía que yo le estaba esperando. Y él sabía que yo tenía, bueno, perdóneme el asunto de Leo, pero tengo que decirlo, él sabía que yo tenía la envergadura para llevar la Misión como la he llevado. Eso lo sabía él. Los otros que estaban ahí hablaban tonterías: ¿Cómo es posible que a éste le hayan dado el gobierno de la orden y a nosotros que venimos de María Santísima no? Porque él sabía que iba a caer en malas manos, que no iba a durar nada la G.F.U. en manos de ellos, mientras que en manos de Estrada, sí, porque estaba dispuesto a enfrentarse con todos los pueblos, para poder sacar adelante esto.

P. ¿Quiere usted ser tan amable de hablarnos acerca de los títulos que se dan a la Jerarquía?

R. Sí, cómo no. En el cuartel militar le dicen a un capitán, mi capitán; a un general, mi general. ¿Por qué les dicen así? Es la manera de tratarse en el cuartel. Al Doctor se le dice Doctor. Es la manera de tratar a la persona que ha recibido un doctorado. Así, dentro de nuestra Institución, los grados tienen su nomenclatura, eso es todo. Venerable, Muy Venerable, como siempre.

P. ¿Cómo se entra a la Gran Fraternidad?

R. ¿Cómo se entra? En una forma muy sencilla, quiere entrar. Esto es todo.

P. ¿En dónde está?

R. ¿En dónde está? ¡Cómo! ¿Usted me conoce a mí? Al acercarse, me pregunta: ¿dónde está la Gran Fraternidad Universal? Le digo: yo estoy en ella, acérquese a mí. Entonces, se acerca usted a un Instituto de Yoga, empieza a hacer Yoga; toma la disciplina, deja de comer carne, y ya está usted dentro de la Gran Fraternidad Universal. ¡Qué fácil! Sencillísimo. Todavía más sencillo: por ahí toma camino usted, agarra para las Escuelas de Iniciación, y se mete usted para dentro. Y entonces empieza a ver la Biblia, qué le dice la Biblia: "cuando veas a un hombre con un cántaro de agua, síguelo hasta donde se meta" ¿Por qué donde hay un hombre con un cántaro de agua? Creía usted que venía un hombre con una lata de agua en la mano, no. Es porque el cántaro está aquí, (señalando su Cruz del Aquarius pectoral) dentro de las cuatro constelaciones. Aparece la Institución que representa el Cántaro de Agua. Así, tengo un cantarito de agua aquí, un cantarito más grande aquí. Son cantaritos de agua, cada uno tiene su agua. Naturalmente que el mío es un cantarito más grande. Pero observen un detalle: que éstos son de plata, mis respetos ante una cruz de plata, la mía es de madera, de palo. Oigan ¿por qué es esto? Yo debo tenerla de oro con adornos de brillantes, y, no, la tengo de madera, porque a mayor altura mayor humildad. Por eso lucho con mis discípulos para que no se crean Papá - Dios, porque tienen un grado encima, ¡no!, a mayor altura, mayor humildad. Eso es lo que trae la INICIACIÓN verdadera. Entonces, parece ser que esto está hecho del mismo material que estaba hecha la cruz que llevaba Jesús, de madera.

P. Maestro, a mí me gustaría que nos hablara un poco más acerca del papel de la mujer y del hombre en esta Era y sobre todo, por qué lo que mencionaba hace unos momentos, que da la impresión de que considera inferior a la mujer frente al hombre.

R. Existe la Divinidad manifestada a través de dos polaridades: en la mujer está Dios; en el hombre está en otra polaridad; por eso se buscan las dos polaridades para producir algo. Es así como existe el matrimonio y en el matrimonio existen, como existe en toda barca que va navegando en el mar, dos artefactos, la barca del matrimonio tiene dos artefactos. Sin estos artefactos no puede marchar la barca sin irse a pique. ¿Cuáles son los artefactos? El Timón y la brújula. La mujer es la brújula; el hombre, el timón que maneja la barca. El timón, porque es el masculino que va manejando; el hombre manda como masculino que es. La mujer recibe. Pero lo malo es que el hombre a veces no sabe ser hombre; hay que enseñarle a ser hombre en todos los sentidos; tiene que reconocer en su mujer su polaridad y debe estimarla y quererla como su polaridad, y la mujer debe reconocer en su marido su polaridad, y debe respetarlo como su polaridad. Para esto se estudia Iniciación. Por eso la mujer que sigue el Sendero Iniciático sabe tratar a su esposo como merece su esposo que lo trate, y el hombre que sigue el Sendero sabe tratar a su mujer como lo merece. Eso es la razón de existir de la Iniciación y del Conocimiento y para poder convertir a la Tierra en un paraíso, que es para lo que ha sido nacida la Tierra. Pero los hombres, con su ignorancia, la han convertido en un infierno, por esto el dicho aquel: "...que Cristo descendió a los infiernos, subió a los Cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre..." Yo digo: CRISTO, a través de todos nosotros, desciende a los infiernos, a estos infiernos, porque son los infiernos, no el infierno; desciende a los infiernos, sube a los Cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre, o se sienta a la diestra de Dios Padre. El trabajo o la misión de la mujer en el hogar es entender a su esposo. Pero también hay un punto muy importante: los matrimonios a veces son desgraciados, ¿por qué?, porque la mujer se casa sin estudiar a su marido. Para eso existe el noviazgo, para conocer al hombre con quien se va a casar. Para eso se estudia astrología, para ver de qué signo es el hombre y cómo tiene los planetas distribuidos en su horóscopo, para decir: ¡No, contigo no, m'hijo! Prefiero llorar ahora y no llorar después, ¡retírate!, la tuya anda por ahí. Pero se dejan atraer por el sexo, la atracción sexual; ¡que bonito!, ¡qué guapo!, ¡qué bien le cae su pantalón!, y ahí caen, y después son las lágrimas. Entonces, la Iniciación nos enseña que la mujer debe escoger al que va a ser su esposo para vivir eternamente con él. Ese es el matrimonio. Por eso la iglesia, que tiene orígenes Iniciáticos, dice que la que se casa en la Iglesia eternamente está unida a su esposo aunque se separen. Aunque los hombres los separen, la Iglesia no los separa, porque es Iniciación....yo creo que más claro, ¡agua!

P. ¿Por qué, si todos estamos hechos de átomos, si una persona es alegre u optimista, por qué la otra gente lo toma como un loco?

R. Bueno, mire, esa es la ignorancia humana el que no sabe de otra cosa se burla de aquél y le dice loco. Así se burlaron de Jesucristo y así se burlan de todo aquél que trata de salir del montón.
Es muy lógico. Es asunto de la ignorancia. Cuando el hombre tiene Sabiduría no se burla de nadie. Eso es así.

P. Mi pregunta es sobre la alimentación: ¿tiene la carne algo de diferente? ¿Por qué CRISTO comía pescado?

R. En qué paquete me pone usted. Mire; Cristo no comía pescado. Lo pusieron a comer pescado los que ignoran lo que es CRISTO, pero El no comía pescado. Un INICIADO no puede comer pescado porque es tóxico. No se come carne ni se come pescado porque las vibraciones de la carne son vibraciones de instinto. La carne del animal, la estructura de la carne, está hecha de mente, como se explicó al principio de esta charla. Entonces, esa mente de que está hecha la carne del animal es mente instintiva, y cuando comemos carne del animal, esa mente pasa a nuestro antropoide y nosotros pensamos con nuestro animal. Aunque tenemos el alma en el cerebro, que sabe lo que es bueno y lo que es malo, no puede con esta carga, porque este instrumento de manifestación que es el cuerpo físico, tiene sus taras, tiene su atraso, tiene todo, y tiene el alma que cargar con esto. Por eso reconoce sus errores, pero no los puede vencer. Se necesita una gran fuerza de voluntad, y cuando dejamos de comer carne, empieza a fortalecer la voluntad, y es así como la Gran Fraternidad Universal quita la alimentación con base en carne. Jesucristo no comía pescado. Eso es un símbolo, porque CRISTO representa al Avatar de Piscis y Piscis está representado en la constelación por dos peces: uno para un lado y otro para el otro, o sea, que iba a entrar la humanidad en aquello de las luchas de unos contra otros. Iba a entrar la humanidad en antagonismos, por eso Jesús multiplicó dos peces, no un pez. Ha podido multiplicar un pez, pero no, fueron dos peces que multiplicó. Eso nos enseña que hay que leer entre líneas; hay que saber qué fue lo que quiso decir, o lo que quiere decir la enseñanza en donde CRISTO aparece como enseñándonos. Dos peces tiene la constelación. Iba a entrar la Tierra bajo el dominio de esa constelación: iban a aparecer los antagonismos; la ciencia y la religión peleando; la mujer y el hombre peleando. Hoy entramos en la constelación del Aguador. Ya no son dos peces, no, ya son dos líneas paralelas onduladas: mujer y hombre unidos de las manos van hacia la Luz. Los que han pintado bien la Santa Cena, no ponen comida en los platos, porque es una enseñanza distinta. Cómo es posible que Jesús, en la última Cena, iba a estar comiendo ahí su pescadote, encantado de la vida, para hablar de que lo iban a matar. No iba a estar pensando en comer, no, sino en ver el problema que se le venía encima. Pero al ver que no se le pone comida a los platos, entonces ya se da cuenta uno de que Jesús reunía a sus Discípulos para darles la Enseñanza, y en la última Cena les dio la Enseñanza a sus Discípulos y les dijo "uno me ha de vender, otro me ha de negar"etc. etc. ¡Qué fácil! Pero todo el mundo cree, a partir de los creadores de religión, que Jesús comió carne, comió pescado. Deformaron la Enseñanza, porque a ellos les gusta el pescado, y enseñaron eso de que en la Semana Santa hay que comer pescado, bacalao, lo más sabroso, eso hay que comer. Y la verdad es otra muy distinta.

P. Maestro, son tres preguntas nada más....

Q. Oiga, son por racimo.

P. ¿Qué tiempo tiene de fundada la G.F.U.?

R. Desde el 48 para acá.

P. Usted, antes de ser INICIADO, ¿qué religión tenía?

R. Mis padres me hicieron católico porque ellos eran católicos. Así es que yo, dentro del campo religioso, yo soy católico, por eso hablo bien de CRISTO, porque los católicos son cristianos. Aunque hay se dice que los católicos son marianos y no cristianos, porque adoran más a la Virgen María que al CRISTO, y pelean con aquellos que se dicen cristianos, pero que son protestantes. Entonces yo soy católico, aunque soy muy mal católico; desde el campo de vista religioso, soy muy mal religioso, muy mal católico, pero cuando voy a la iglesia, voy como un católico. Ni cuando estaba joven iba a ver a las muchachas a la Iglesia. Yo iba a lo que iba a la Iglesia. Siempre he sido así; me ha parecido que es lo mejor.

P. ¿Es un rito la G.F.U., o simpatiza con algún otro rito?

R. Bueno, la G.F.U. es una síntesis de todos los conceptos religiosos, de todos los conceptos Iniciáticos. Es una síntesis. Bien estudiada la Real Iniciación es una síntesis. Por eso la Gran Fraternidad Universal tiene entre sus actividades una Ceremonia Cósmica, porque enseña las leyes que rigen el Universo, y entonces dentro de la magia, ella hace un acto de contacto entre el Cosmos y el hombre. Pero esta Ceremonia no es dedicada a ningún santo, no, sino que es un contacto Cósmico, dentro del Séptimo aspecto de la Divinidad, que es la Magia Ceremonial. En este lugar donde estamos, estamos haciendo Magia Ceremonial, aunque ustedes no se dan cuenta, porque les falta tal vez un poco de conocimiento. Aquí, en donde estamos....yo soy el Mago y ustedes están aquí ante el Mago y el Mago está manejando la situación, dentro del campo del séptimo aspecto de la Divinidad. Aquí las paredes, todo, vibra con la Magia Ceremonial. La vida universal, que es la Magia, el séptimo aspecto de la vida, vibra todo con eso, y nosotros vibramos también mientras estamos aquí. Están oyendo ustedes al Hermano Mayor dándoles una enseñanza, y ya hay una impresión en esta mesa, en ese señor que está parado ahí, en todo, las flores, hay una impresión en el medio ambiente. Cuando salimos a la calle, las vibraciones del cielo cambian en nuestra psique nuestra forma de sentir. Y la Magia es otra; pero siempre es la misma Magia, es la Magia Ceremonial. Entonces, la Gran Fraternidad Universal, a través de la Magia Ceremonial, tiene su acto de Magia. Los gobiernos, cuando van a izar la bandera, hacen su Magia ahí; es una ceremonia. Lo mismo decir: Padre nuestro que estás en los Cielos.... que decir, una y una, dos; siete y siete, catorce; catorce y siete, veintiuno. Es la misma cosa, pero todo depende de hacia dónde dirija uno la mente. Dice Krishna: "hacia donde dirijas tu mente en el momento de morir, hacia ahí vas." ¡Ah!, pero qué profundo es esto, eso es fino, fino. Hay que meter seso a eso....Se sabe mucho con esas palabritas de Krishna.

Con esto hemos terminado. PAX..!
















VAN 3354 visitantes¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=